La fotografía, como todo arte, es muy subjetiva. Cada persona que mira una misma foto  podrá tener una interpretación y una visión diferente. Pero eso también pasa con los fotógrafos, aunque en un sentido más profundo, porque el fotógrafo es al fin el creador de esa obra.

El fotógrafo se enfrenta a grandes desafíos cuando debe cumplir con el objetivo de otras personas al crear una fotografía. Puede darse el caso de ser contratado por una persona que quiere ser retratada, o por una agencia o empresa que necesita plasmar en imágenes una idea. Pero algo que muchas veces se pasa por alto, para mí es central. La visión que cada fotógrafo tendrá de esa misma persona o idea, será totalmente diferente, porque la fotografía es una forma de expresar la visión del fotógrafo sobre el sujeto a fotografiar. Esto es imposible de ignorar, incluso si se pretende hacer una imagen lo más neutra posible, y el fotógrafo se esfuerce en concentrarse en la idea de su cliente, nunca podrá dejar a un lado su alma, su corazón, y todo lo que lleva dentro como persona. Todo eso impacta sobre la foto, le da el estilo y el carácter especial que diferencia a cada fotógrafo, y queda plasmado en cada una de sus obras.

Mucho más notorio es esto cuando se trata de una obra de autor, en la cual el fotógrafo pretende directamente plasmar su idea y su visión sobre algo.

En el tiempo que llevo como fotógrafo, me doy cuenta que mis fotos pueden gustar más o menos de acuerdo a la afinidad que las demás personas puedan sentir por mi visión, aunque también tiene mucho que ver si realmente logré plasmar esa visión de la forma correcta.

Es por eso que algunas obras fotográficas son admiradas por algunas personas, y criticadas o incomprendidas por otras. A mi mismo me pasa. Veo una fotografía que otros admiran, y a mi tal vez no me dice nada, mientras que otras que pasan desapercibidas, a mi me fascinan. No me pasa sólo a mi, nos pasa a todos. Y ahora que estoy del lado del creador, logro entender un poco más a qué se debe. Así como podemos sentir más afinidad por unas personas que por otras, nos pasa lo mismo con las fotografías que miramos. Porque al fin, la fotografía es la visión personal de un autor, el fotógrafo.